Loading...

7 mejores consejos para no cansarte de la dieta

Cargando...

7 mejores consejos para no cansarte de la dieta

Una dieta equilibrada nos ayudará a mantener nuestro peso bajo control, además de mantenernos en niveles adecuados de salud. Par ello será necesario crear un estilo de vida saludable con el que crear unos hábitos a largo plazo. Aquí exponemos algunas claves para que te motives en todas tus comidas.

Es cierto que muchas dietas son provechosas para el cuidado de la salud en general. Pero, es muy importante saber qué tipo de régimen alimenticio se debe seguir. Por ejemplo, expertos en nutrición sugieren consumir cantidades bajas de carbohidratos, si se desea reafirmar o tonificar el cuerpo. Sin duda, ello redundará en un buen estado físico.

Sin embargo, dietas de este tipo no son seguras, sino que, con el paso del tiempo, podrían ocasionar graves problemas de salud. La dieta no debe ser tan restrictiva y sí complementada con actividad física. Solo así es posible obtener los resultados esperados. Por tanto, no está de más tener en cuenta algunos consejos que hagan efectiva tu dieta.

1. Crea un ritmo en el consumo de tus comidas

Seguir un horario para el consumo de los alimentos impedirá que te sientas ansioso o agobiado mientras sigues la dieta. Con ello, estás creando hábitos de salud alimentaria. Es como ir “educando al cuerpo”.

Por tanto, es importante que establezcas tu propia rutina de alimentación. Podrías optar, por ejemplo, por desayunar a las 9:00 am, almorzar justo al mediodía, merienda alrededor de las 4:00 pm y cenar sobre las 7:00 pm Lo importante es respetar el horario que te hayas pautado.

2. No te limites en ocasiones especiales

Las fiestas, las reuniones familiares o las comilonas en el trabajo, son ocasiones especiales. No te prives de comer un buen plato de comida ni te limites de probar algún bocado o dulce. 

Simplemente, trata de comer más ligero al día siguiente. Así, evitarás que la dieta te sea aburrida. Consumir de forma moderada algún alimento “prohibido” por la dieta no te hará ganar peso rápidamente. La clave está en el equilibrio.

Plato con alimento y copa de vino.
La perfección está en el equilibrio.

3. Consume suficiente agua

El agua es la bebida indicada para acompañar las dietas. Puedes consumirla entre comidas o cuando sientas hambre. 

En muchos casos la sensación de hambre suele estar relacionada con la falta de hidratación del organismo. Es decir, en lugar de hambre, muchas veces lo que tienes es sed. Por tanto, beber suficiente agua permitirá, por un lado, que no sientas tanta hambre o ansiedad; por otro, contribuye a la quema de calorías necesaria para el cuerpo.

4. Ejercítate

Es importante acompañar las dietas con una buena dosis de ejercicio físico diario. En consecuencia, es necesario hacer de 3 a 5 veces por semana una rutina de entre 10 minutos a 30 minutos de actividad física moderada. Siempre adaptada a tus necesidades y ritmos individuales.

Trotar o caminar con paso ágil una distancia media, por ejemplo, te ayudará a mantenerte activo. Y contribuirá, además, a mejorar tu estado de ánimo, lo cual es fundamental para seguir adelante con la dieta.

5. Duerme lo suficiente

La falta de descanso puede lastrar el éxito de una dieta. Por tanto, se recomienda tener hábitos saludables de sueño.

Cargando...

Cuando te quedas despierto hasta tarde, lo normal es que el hambre sobrevenga. En esas situaciones, es muy fácil ceder ante el deseo de comer. Es común, entonces, hacer caso omiso de la disciplina que conlleva la dieta. Por otra parte, se ha demostrado que el sueño, la depresión o el estrés, son factores que influyen en la regulación del peso corporal.

Mujer tendida en la cama con los ojos abiertos.
Descansar correctamente es necesario para el organismo.

6. No te enfoques solo en bajar de peso

Muchas de las dietas no van dirigidas solo a perder peso. Antes bien, una verdadera dieta debe crear un estilo de vida saludable. Todo ello, en su conjunto, hace que los beneficios para la salud sean duraderos.

Por tanto, no te centres solo en perder peso. Hacerlo solo te llevará a experimentar ansiedad y desesperación por comer, así como frustración por no ver resultados inmediatos. Por ende, te desanimarás y muy probablemente decidas cancelar la dieta.

7. Automotívate

No hay nada mejor que la automotivación. Opta, entonces, por echarte una mano a ti mismo con el cumplimiento de tu dieta.  Para ello, puedes leer libros o ver vídeos que fomenten el cuidado del bienestar corporal por medio de dietas saludables. Te servirán de inspiración para llevar a cabo la tuya. 

También, podrías buscar testimonios que se centren en el esfuerzo para la obtención de los resultados de una dieta. Rodéate de personas que siguen un estilo de vida saludable que te puedan enseñar y motivar.

Recientes estudios demuestran que una dieta que restrinja la ingesta de alimentos a un espacio de 10 horas, puede mejorar la calidad de vida de manera notable. No se trata, entonces, de dejar de comer. Solo tienes que controlar cuándo hacerlo. Y claro está, elegir siempre que te sea posible, los más sanos de aquellos alimentos que te gustan.

¡Cambia tu estilo de vida! No solo te verás mejor, sino que te sentirás una persona más saludable. ¡Vale la pena!

Cargando...

Cargando...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando...
shares