Loading...

Remedio casero para el dolor de garganta

Cargando...

Remedio casero para el dolor de garganta

El dolor de garganta suele aparecer antes de tener un ataque de resfriado común o gripe. También es algo que puede aparecer durante las alergias así como después de forzar los músculos de la garganta debido a la incesante conversación o canto, o gritar en un evento deportivo en vivo. No importa el caso, sentir que tienes vidrios rotos o papel de lija en la garganta puede ser doloroso y molesto.

Si ese dolor de garganta te impide hablar, comer y beber cómodamente, no te preocupes. Hay algunos remedios caseros muy simples que pueden aliviar el dolor e incluso acortar la duración habitual de la enfermedad.

Una de las soluciones más simples es hacer gárgaras con agua salada tibia. Todo lo que tienes que hacer es colocar 1 cucharada de sal de roca en 1 vaso de agua tibia, remueve muy bien y has gárgaras. Es una buena idea hacerlo de 3 a 5 veces al día para un alivio instantáneo.

También puedes tomar jugo de naranja o limón con pimienta de cayena para fortalecer el sistema inmune y aliviar esa sensación desagradable en la garganta. Para crear esta mezcla reconfortante y curativa, simplemente coloca un cuarto de cucharadita de pimienta de cayena en 1 vaso de jugo de naranja o limón. Mezcla muy bien y lentamente consume todo con una pajita.

Pimienta de Cayena ha demostrado tener potentes propiedades antibacterianas y antivirales. Por otro lado, el jugo de naranja o limón está repleto de vitamina C, un antioxidante que refuerza el sistema inmunitario y ayuda a tratar las infecciones. Especialmente si tu dolor de garganta es causado por un virus, tomar este poderoso elixir puede ayudar a poner fin a ese molesto dolor de garganta e inflamación.

La razón por la cual se recomienda que este brebaje se tome con una pajilla es dirigirlo directamente a la garganta. Además, esto ayuda a minimizar el contacto entre la boca y la pimienta de cayena, una de las especias más picantes del planeta.

Cargando...

Otra bebida reconfortante que puedes tomar durante una pelea con el dolor de garganta es el té verde con miel. Simplemente has 1 taza caliente de tu té verde favorito y agrega 1 cucharada de miel. Revuelve muy bien y consume lentamente para disfrutar de un remedio instantáneo. En caso de que el té verde no esté disponible, exprime medio limón en 1 taza de agua caliente y agrega 1 cucharada de miel en la mezcla.

El consumo de té de raíz de malvavisco u olmo resbaladizo alivia la garganta, lo que proporciona un alivio momentáneo del problema. Coloca 1 cucharadita de corteza en polvo de olmo resbaladizo o unas pocas raíces secas de malvavisco en una taza. Con cuidado agrega agua hirviendo y revuelve. Toma este remedio casero de 2 a 3 veces al día.

Combina cualquiera de estos remedios para la garganta adolorida con beber mucha agua y descansar mucho en la cama. Hacerlo puede salvarte de la necesidad de poner un pie dentro de la oficina del doctor.

Cargando...

Cargando...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando...
shares