Loading...

Remedios para la amigdalitis o amígdalas inflamadas

Cargando...

Remedios para la amigdalitis o amígdalas inflamadas

La amigdalitis consiste en la inflamación de las amígdalas bucales de origen vírico o bacteriano  las cuales están ubicadas al final del paladar y en el inicio (una en cada lado) de la garganta.

Las amígdalas están conformadas por tejido linfoide el cual sirve como una defensa de los gérmenes que penetran en la boca con el alimento, con el aire que respiramos, etc.

Cuando están muy expuestas a la infecciones pueden inflamarse, aumentar de tamaño y, en ocasiones, se observan puntos de pus.

Es, en ese momento, cuando se habla de amigdalitis. Los infantes son especialmente sensibles a esta dolencia, aunque puede presentarse a cualquier edad.  

Además de los síntomas mencionados también pueden surgir otros como ronquera, dolor de cabeza, dolor de oído, dificultad para tragar los alimentos y fiebre.

Es importante señalar que existe la amigdalitis pultácea o angina blanca la cual es mucho más compleja para su curación y, por ello, la importancia de saber cómo diferenciarlas. Puede leer más sobre este tema en el enlace que aparece arriba.

Además de los consejos del médico, pueden ayudarnos en caso de amigdalitis los siguientes remedios caseros:

Remedios populares

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #1: Hacer gárgaras de zumo de limónrecién exprimido con miel cinco veces al día. Cada vez que haga las gárgaras, se recomienda lavarse los dientes para evitar el efecto corrosivo del limón.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #2: Hacer un emplasto con hojas de salvia muy calientes. Aplicar directamente éste sobre la garganta y envolver con un pañuelo con el fin de que el calor se mantenga el mayor tiempo posible. Tan pronto se enfría, sustituir por otro. Al mismo tiempo, hacer gárgaras de salvia hasta que se sienta mejor.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #3: Mezclar los siguientes elementos 1 cucharada de miel, 1 cucharada de sidra (vinagre) de manzana y 8 onzas de agua tibia. Luego, tomar lentamente en sorbos sin que se enfríe.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #4:  Hervir medio litro de agua.   En ebullición, echar dentro 30 gramos de salvia y 25 gramos de pimienta de cayena. Sacar del fuego, dejar reposar y hacer varias gárgaras al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #5: Preparar un jugo curativo con el jugo de 3 zanahorias, 1/2 taza de agua y 6 fresas picadas. Para ello, se debe licuar los ingredientes por 3 minutos y beberlo

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #6:  Tomar el antebrazo y ubicar el punto que se encuentra a dos dedos de la muñeca, siguiendo la línea del radio. Realizar un masaje suave sobre esta área tres veces, en intervalos de quince días durante varios días hasta sentirse mejor de las anginas. (remedio de acupresión)

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #7: Envolver el contenido de 1/2 taza de yogurt natural en una servilleta de tela con varios dobleces. Exprimir la servilleta como si fuera untorniquete para que el yogur sobrante salga de la tela. Aplicar alrededor de la garganta y después colocar otra servilleta encima con el fin de sostener la cataplasma. Mantener puesta durante 3 a 4 horas. Pasado este tiempo, renovar la cataplasma. Esta operación se realiza durante dos días.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #8: Preparar una taza de infusión de tomillo y luego agregar el zumo de medio limón y una cucharada de miel.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #9: Mezclar una cucharada de bicarbonato en el jugo de un limón. Hacer gárgaras de tres a cinco veces al día. Con esta preparación se limpia las placas de pus que pueden estar pegadas a las amígdalas.

Cargando...

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #10: Comer un par de diente de ajos o varios pedazos de cebolla crudos al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas#11: Cocinar, a fuego lento, varios higos secos en agua con dos cucharadas de miel. Tomar una cucharada de este jarabe tres veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #12: Mezclar leche caliente con arcilla hasta formar una pasta blanda. Luego empapar la cataplasma en una tela gruesa y absorbente y aplicar alrededor del cuello. Encima de la tela que tiene la cataplasma, colocar una tela o tejido de lana y renovar para mantener la temperatura.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #13: Hervir 3 cucharadas de romero en una taza de vino blanco y añadir 1 cucharada de miel de abejas. Hacer gárgaras tres veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #14: Mezclar el jugo de medio limón con 1 cucharada de sal en 1/4 de taza de agua.  Realizar, con esta preparación,  gárgaras varias veces al día.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #15: Dejar en remojo 1 puñado de hojas y flores frescas o secas de gordolobo 1 litro de agua hirviendo, cubrir y, luego, hervir durante 10 minutos.  Después, colar la solución dos veces, una a través de un colador fino y la otra a través de un pedazo de tela limpia. Luego, mientras está todavía caliente, agregar 2 cucharadas de miel, 1 cucharadita de almíbar de arce puro y un par de gotas de vainilla pura, Tomar 1/2 taza de esta cocción tibia cada 4 horas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #16: Agregar a un 1 vaso de jugo de naranja puro 2 cucharadas de gel extraído del interior de las hojas de aloe vera o sábila.  Tomar un vaso de esta preparación en ayunas.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #17: Mezclar 1/2 taza de agua con 1/4 de taza de vinagre. Empapar un pañuelo grande con esta preparación y envolver alrededor de la garganta. Dejar puesto hasta que el pañuelo se seque.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #18: Calentar, durante 5 minutos, 1 cucharada de salvia y 1/2 cucharadas de saponaria en 1/4 litro de agua.  Dejar reposar por 10 minutos y beber durante el día mejor con miel.

Remedio para la amigdalitis o amígdalas inflamadas #19: Cortar 1 rábano maduro y luego colocar en una licuadora junto con 3 pedazos de piña, 2 dientes de ajo y un poco de agua.  Beber este jugo a diario en las mañanas antes del desayuno hasta que la inflamación ceda.

Cargando...

Cargando...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando...
shares